Noticiero Mar Menor - El fuerte despliegue de la Guardia Civil impide el segundo corte de la AP7 por los afectados de las riadas

          

El fuerte despliegue de la Guardia Civil impide el segundo corte de la AP7 por los afectados de las riadas

Los Alcázares
Fuente

El despliegue de la Guardia Civil esta mañana en Los Alcázares impidió que los vecinos cortaran por segunda vez la autopista AP-7 Cartagena Alicante, como ya hicieron el sábado de la pasada semana para exigir soluciones a las continuas inundaciones que ha sufrido la comarca costera y, sobre todo, el municipio alcazareño. "Lo peligroso no es cortart la autopista, sino que baje el agua", protestaba una vecina ante el bloqueo policial. 

 

"Lo único que pedimos es que no venga el agua. O nos ahogamos", se quejaba una vecina ante un agente de la Guardia Civil que trató de convencerles de que desistieran de cortar la autopista. "Enséñeme la autorización para cortar la circulación de la autopista", le increpó el agente. "Nuestra autorización son las casas rotas", le contestó otra asistente. 

Unos 200 vecinos se reunieron en la rotonda de de la gasolinera en la avenida de Torre Pacheco con la intención de hacerse oír para reclamar las actuaciones que eviten nuevos episodios de inundaciones. Los falsos rumores sobre las sanciones impuestas a algunos de los vecinos que la pasada semana cortaron la autopista echaron para atrás a algunos afectados. 

"Cada vez que se nubla, me pasmo", contaba Dolores Juárez, vecina de Los Alcázares. "Hay gente que tiene mucho miedo, pero no debemos temer nada porque nosotros vamos a manifestarnos con nuestra verdad", aseguraba.

Los vecinos se enfrentaron a la Guardia Civil, que impidió el paso a la autopista. 

Ana, a sus 91 años se desplazó esta mañana desde Alicante solo para participar en la manifestación vecinal. "Hasta las puertas perdí con el agua en mi casa", se queja la anciana, que portaba una pancarta con el lema de la protesta: "Si nos callamos nos ahogamos". Los jóvenes también dejaron oír su voz: "Queremos estudiar como todos, sin que el barro nos entre al instituto o a nuestra casa", exclamó una joven. 

La barrera impuesta por la Guardia Civil provocó momentos de tensión. "A ver si vienen ustedes a ponerse delante del agua cuando venga. Vergüenza tenía que darles. Yo ya no tengo casa", les recriminó una mujer a los agentes. El intenso despliegue de efectivos dejó claro desde primera hora de la mañana que no tenían intención de dejar que los vecinos accedieran a la autopista. 

Precisamente la numerosa presencia de agentes fue lo que incomodó al alcalde, Mario Pérez Cervera. "Me sorprende la capacidad de movilización de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, sobre todo porque cuando el Ayuntamiento pide refuerzos para la vigilancia del municipio no nos los envían. Llevamos dos noches sin Guardia Civil en el municipio", aseguró el alcalde. Pérez Cervera consideró la presencia policial "desmesurada para hacer frente a unas familias honradas que lo han perdido todo". 

El alcalde recordó "la situación injusta que han vivido los alcazareños". "Este es un cabreo compartido y entendible, porque llevan desde 2016 sufriendo inundaciones  y ven que no llegan las soluciones", destacó Cervera. 

Pancartas de nuevo para reclamar soluciones a las riadas. 

Los vecinos han convocado para el próximo miércoles por la tarde una concentración de protesta en la plaza del Ayuntamiento para que la voz que recuerda la tragedia que viven después de tres riadas en dos años y medio, no deje de escucharse. 

 

 

28,10,0,50,1
600,600,60,0,3000,5000,25,800
90,150,1,50,12,30,50,1,70,12,1,50,1,0,1,2000
Powered By Creative Image Slider
leer más
leer más
leer más
leer más
leer más