Noticiero Mar Menor - San Javier reclama la ayuda del Estado para frenar las avenidas de agua

          

San Javier reclama la ayuda del Estado para frenar las avenidas de agua

San Javier
Fuente

El alcalde de San Javier, José Miguel Luengo  advierte de que “la rambla de Cobatillas no cabe en una tubería” tras exigir al Estado una actuación urgente en las zonas altas de las ramblas. Tras presidir ayer miércoles la reunión de valoración del temporal en el municipio, Luengo recordó que la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia y el Ayuntamiento de San Javier tienen en marcha varias obras y proyectos por valor de más de cinco millones de euros para gestionar el agua que cae en San Javier aunque advirtió que esas obras no pueden absorber el caudal de las ramblas que atraviesan el municipio.

Luengo exigió “compromisos reales con presupuesto” para la realización de estas obras que ya fueron incluidas en el Plan Vertido 0 a través de un estudio del propio Ayuntamiento que recoge 14 diques de contención y otras medidas complementarias que laminen las aguas y eviten su llegada caudalosa al municipio y al Mar Menor. Entre las medidas en marcha en el municipio, el alcalde recordó las obras de canalización de aguas pluviales en el barrio de los Pescadores con una inversión cercana a los 700.000 euros.  Asimismo informó que el Ayuntamiento se ha solicitado a la Dirección General del Agua una ampliación de capacidad de la conducción de la conocida como rambla de Macodesa, que pasará de un tiempo de retorno de 10 a 50 años. Las obras de reforzamiento  incluyen una modificación de la rasante  que evitará la salida del caudal a la calle Jabalina como ha ocurrido en este último temporal.

Luengo preside la reunión de valoración de las inundaciones en el municipio, ayer por la mañana en el Consistorio. 

El alcalde subrayó la importancia de los colectores Norte y Sur de San Javier, cuyas obras ya cuentan con el informe de impacto medioambiental favorable, con los que se gestionarán las aguas procedentes de la zona norte como  la rambla de Macodesa, barrio Los Ríos, avenida Mar Menor, barrio Pescadores, y de la zona Sur como el entorno del Tanatorio y avenida Neptuno, confluyendo ambos en cabo Roche, desde donde se conducirá a un embalse en la zona de la antigua depuradora. Además se han articulado otras medidas complementarias como la utilización de la Vereda del Vinco, cuyo deslinde ya ha comenzado, como un canal de 20 metros a cielo abierto, que aliviará la zona sur del municipio como la avenida Ramón y Cajal.  Asimismo Ayuntamiento y AGA estudian conjuntamente otras soluciones de evacuación de aguas pluviales como  la habilitación de un tanque ambiental inundable en el interior del recinto militar, que contribuiría a proteger el entramado urbano.

Sobre los efectos del temporal, “que superó las previsiones oficiales”, el alcalde señaló que ahora la máxima prioridad se centra en las labores de limpieza de barro y arrastres en calles y vías públicas del municipio en las que desde las últimas horas trabajan los servicios municipales a los que se han sumado cuatro equipos forestales y cuatro de bomberos ayudados por seis máquinas barredoras con cepillo que ha contratado el Ayuntamiento para recuperar la normalidad lo antes posible. 

Luengo recordó que la navegación en el canal del Estacio sigue cerrada hasta que se repare el cable submarino que ha salido a flote por las corrientes. Asimismo anunció que el problema de desabastecimiento de agua potable en La Manga, que se recuperó temporalmente con el servicio de Potalmenor desde Cartagena, se ha debido a una rotura de la red general en el polígono O que está previsto que quede solucionado hoy para poder restablecer el suministro con normalidad. 

De las once vías que ayer se cerraron al tráfico solo la carretera del antiguo aeropuerto permanece cerrada esta mañana. Los servicios de emergencia tuvieron que realizar cerca de 50 rescates  de vehículos atrapados en el agua, mientras que no se registraron avisos de rescate en viviendas o achiques por inundaciones, a través del teléfono de emergencias. Los cuantiosos destrozos en playas se solapan con los del último temporal de diciembre que no llegaron a ser reparadas por la Demarcación de Costas del Estado, competente en la materia, explicó el alcalde. Al arrastre de arena se suman los daños ocasionados en mobiliario e infraestructura en el entorno de las playas. 

Vista del efecto de las escorrentías en la playa de La Ribera visto desde arriba. 

28,10,0,50,1
600,600,60,0,3000,5000,25,800
90,150,1,50,12,30,50,1,70,12,1,50,1,0,1,2000
Powered By Creative Image Slider
leer más
leer más
leer más
leer más
leer más