El historiador Antonio Zapata desvela la conexión soviética de Los Alcázares

AEREOMANÍA
Fuente

"La base aérea es la principal conexión soviética de Los Alcázares pero no el comienzo", explica el historiador Antonio Zapata, quien expondrá mañana, viernes, 1 de diciembre, los hilos que conectaron la convulsa historia rusa con este apacible pueblo en la orilla del Mar Menor. Los 'mosca' y los 'Katiuska' sobrevolando la laguna y la vida novelesca de pilotos como Ragosin, Zukof o Marchenco trensan el devenir de Los Alcázares con uno de los principales hitos del siglo XX en el mundo.

 

"Nos ha acusado de adoctrinamiento comunista por organizar una conferencia sobre la Revolución Rusa en su centenario", explica el historiador Antonio Zapata, presidente de la asociación Los Alcázares EcoCultural. Este colectivo cultural ha desarrollado en los últimos años el mayor trabajo de divulgación histórica sobre la influencia de la base aérea alcazareña en los acontecimientos nacionales del siglo XX, y ha recuperado a sus personajes, sus aeronaves y su reflejo en la literatura. La EcoCultural ha organizado además conferencias sobre el desarrollo minero de La Unión, sobre la naturaleza del litoral murciano y sobre el ecosistema del Mar Menor.

Mañana, viernes, a las 19,30 horas, el profesor de la Universidad de Murcia Sergio Fernández Riquelme, experto en la historia de Rusia, tanto en su etapa revolucionaria como en la posterior a la URSS, ofrecerá una conferencia con el título 'De los bolcheviques al nacimiento de la URSS' en el Museo Aeronáutico de Los Alcázares.

A continuación será el historiador Antonio Zapata quien exponga 'La conexión soviética en Los Alcázares' en un apasionante relato sobre la llegada de los cuatro pilotos soviéticos, que llegaron al municipio costero huyendo de los bolcheviques. "Yo los llamo los cuatro jinetes del apocalipsis, porque son pilotos con unas vida de novela", afirma Zapata.

La más conocida es la historia de Alejandro Evlampiev Zukof (Shuia, Ivanovo, 1881-Murcia, 1958), oficial de la Marina zarista, ingeniero de aviones y piloto naval que a su llegada a Los Alcázares en 1922 fue jefe de talleres de la primera base de hidros de España.

Zukof en la base aérea de Los Alcázares en una imagen cedida por su hijo, Alejandro Evlampiev.

"Era muy intrépido. Obtuvo el título de piloto en 1911, pero él ya había volado en Sebastopol, donde le destinó La Marina para crear su base de hidroaviones", explica su hijo, el investigador Alejandro Evalmpiev, quien ha vivido la mayor parte de su vida en Los Alcázares. Zukof logró escapar de los bolcheviques por Odesa y, en el Consulado Español de Bizerta, vio un anuncio de que necesitaban pilotos en España. De nuevo, sin haberlo buscado, se vio en el centro de la Historia, cuando esperó él solo a las tropas nacionales en la base alcazareña al final de la Guerra Civil. Todos los demás habían huido.

Otro relato novelesco pero real fue el de Machenco. "Llegó a España huyendo de la revolución rusa y luchó en el bando franquista, con la fatalidad de que fue derribado por un avión bolchevique. Ironías de la Historia", explica Zapata.

Y quedan más, como Ragosin, de quien el historiador hablará en la charla de mañana, viernes, en la que los asistentes podrán imaginar el zumbido de los aviones 'mosca', los 'chatos' y los Katiuskas sobrevolando la laguna.

QUÉ: Conferencias 'De los bolcheviques al nacimiento de la URSS', por el profesor Sergio Fernández Riquelme, de la UMU.

'La conexión soviética en Los Alcázares', por el historiador Antonio Zapata.

CUÁNDO: Viernes, 1 de diciembre. 19,30 horas

DÓNDE: Museo Aeronáutico de Los Alcázares

Publicidad
28,10,0,50,1
600,600,60,0,3000,5000,25,800
90,150,1,50,12,30,50,1,70,12,1,50,1,0,1,2000
Powered By Creative Image Slider
leer más
leer más
leer más
leer más
leer más