Torre Pacheco volvió la mirada una vez más a sus antepasados. Las fiestas de trinitarios y berberiscos cumplieron su 23 edición con una recreación histórica de los siglos en que los piratas árabes invadías las costas del Mar Menor para subir hasta los campos pachequeros a esquilmar sus cosechas. Color y ambiente medieval para no olvidar el pasado.

Lo contaba el escritor pachequero Luis Manzanares en su obra 'La mirada atrás': "A comienzos de mayo, las mieses de mi padre eran segadas, llevadas a la era y erguidas en dos hacinas de trigo y de cebada". Las tareas de la siega y la trilla componían un paisaje en los campos de Torre Pacheco muy lejanos ya a los invernaderos automatizados y las cuadrillas de envasadores de lechugas que actualmente pueblan los cultivos. Los dorados de los cereales se han cubierto de verde y del blanco artificial de los plásticos agrícolas. Roldán quiere, por un fin de semana, echar la mirada atrás.

A los piratas no los para ni la mayor inundación de la historia. Los invasores berberiscos volvieron a desembarcar en la orilla de Los Alcázares que, durante cuatro días, recuperó el brillo y el ánimo festivo perdido en las graves riadas del pasado invierno. El desfile más vistoso de los últimos años ofreció la mejor cara de un municipio que ha recuperado en Semana Santa el turismo de sol y playa.

La procesión del Encuentro, última de las trece de la Semana Santa pinatarense, declaradas de Interés Turístico Regional, congregó a cientos de personas hoy, Domingo de Resurrección, en torno a las imágenes que lo han protagonizado esta mañana, las de Jesús Resucitado, Cruz tendida en el Calvario, María Magdalena, la Virgen de Los Dolores y San Juan.

Sumergirse en un cuento de piratas y campesinos es posible esta Semana Santa con la celebración de las Incursiones Berberiscas de Los Alcázares. Lo que hace cuatro siglos era una amenaza que aterrorizaba a los habitantes de la costa del Mar Menor, ya es motivo de fiesta, recreación histórica y aliciente turístico. Los piratas se han vuelto divertidos.

Cada año se le ve más joven. El Carnaval de Santiago de la Ribera demostró en la tarde de hoy, domingo, que cuenta con suficiente cantera para hacerse grande y perdurar. Parte del mérito es de las asociaciones de padres y madres de alumnos, que han participado masivamente en un desfile de tono más familiar que nunca, más numeroso y animado, con 40 comparsas -16 de ellas locales- y más de dos mil personas en danza.

El Carnaval también se vive a los 99. Que se lo pregunten a Antonia, una de las abuelas del Centro de Día de Los Alcázares, que ayer se disfrazaron para pasear por el pueblo y dar una sorpresa al alcalde, Anastasio Bastida, que al entrar en su despacho del Consistorio se encontró un consejo completo de faraonas egipcias. Además, el disfraz tenía historia.

Las hermanas Irene y Carmen Pérez Mateo se convirtieron el pasado fin de semana en Reinas del Carnaval de Santiago de la Ribera 2017, en representación de la comparsa Río con su representación de las dos caras de Cleopatra. El Carnaval infantil también tiene nueva reina, la niña María Campano de la comparsa Los que faltaban, que presentó su coreografía acompañada por el niño, Álvaro Marín, y que fue elegida, en este caso, por un sorteo entre ocho candidatas.

Volvieron a hacerlo. Las comparsas de San Pedro del Pinatar demostraron de nuevo por qué son las más admiradas. Hicieron gala de su simpatía, como la que exhiben los británicos de la Asociación de Angloparlantes Adapt, y de sus cuidadas coreografías. Entre ninfas adornadas con plumas, desfilaron las comparsas más originales, como las de la AD Pinatarense o la de Mamis al Poder. 

Las ganas de fiesta han rebrotado en Los Alcázares. Los vecinos ahogaron sus preocupaciones, después de las mayores inundaciones que se recuerdan, y lo demostraron con un espíritu de superación y una fortaleza que se ha convertido esta tarde, domingo, en colores e imaginación. Han sido sobre todo las comparsas de las asociaciones de padres y madres de alumnos de los colegios locales las que han salido masivamente para mirar al futuro con alegría.

Dos Cleopatras para dos hermanas y un solo reinado, el del Carnaval de Santiago de la Ribera. La última reina del Antiguo Egipto se desdobló mágicamente la noche del sábado en dos de sus mil caras. Las hermanas Irene y Carmen Pérez, de la comparsa Río, encarnaron a la Cleopatra enigmática y a la más majestuosa para lograr la banda que las convirtió en reinas del Carnaval.

La carpa municipal acogió la noche del viernes una Gala de Bienvenida al Carnaval cargada de novedades y en la que se rindió homenaje a los 25 años de Reinas del Carnaval en San Pedro del Pinatar.  La gala arrancó con una espectacular batalla entre Don Carnal y Doña Cuaresma, a cargo de Ballet Kebanna, que utilizaron la danza para representar este cruento enfrentamiento.

Son la carcasa del Carnaval, con sus plumas y brillos de los últimos 25 años, pero sin la chispa de los carnavaleros, que sí pondrán coreografías y animación en las calles el próximo domingo en el desfile de San Pedro del Pinatar. De momento, los vecinos pueden ver parte de su historia reunida en el Museo Barón de Benifayó.

El Consejo de la Juventud de San Javier volverá a poner ritmo al carnaval de Santiago de la Ribera con el II Concurso Nacional de Charangas que se celebrará el próximo cuatro de marzo. En esta edición, las charangas participantes llenarán de música la localidad con un desfile que comenzará a las 21 horas en el que cada una de las formaciones saldrá desde un punto distinto de Santiago de la Ribra, para confluir, finalmente en la carpa de Carnaval.

El Carnaval de San Pedro del Pinatar, famoso por la originalidad de sus comparsas y por sus impecables coreografías, llega este año cargado de novedades. Más nostálgico que nunca, la fiesta callejera quiere volver la vista atrás para rendir homenaje a su historia con una exposición, una gala retrospectiva, fiestas y el gran desfile. 

En lo alto de un trono coloreado con rosas rojas, faroles dorados y hojas de costilla de Adán, los costaleros cumplieron la tradición de bailar al santo y voltearlo en las esquinas, parar al toque de campana y pedir vivas al protector de la garganta. Le precedía la corte de niños, jóvenes y mayores ataviados con trajes huertanos.

Más artículos...

28,10,0,50,1
600,600,60,0,3000,5000,25,800
90,150,1,50,12,30,50,1,70,12,1,50,1,0,1,2000
Powered By Creative Image Slider
leer más
leer más
leer más
leer más
leer más