Noticiero Mar Menor - Fiesta de Murcia - Mar Menor - Turismo

          

Un hoyo en la arena, unas ramitas de olivo incandescentes y un buen trípode de cañas para sostener la olla de hierro fundido que humeará con el caldo de pescados del Mar Menor, a poder ser mújol, dorada y lubina, con esa sustancia encarnada que le da la ñora para enternecer un arroz que, si ha contado con cariño, paciencia y el toque maestro de los pescadores veteranos, concentra una intensidad de sabores que hacen saltarse las lágrimas al mejor gourmet. Es la receta de la indepencia de Los Alcázares, que alcanza ya sus 34 años.

Trabajo duro y viento. Dos elementos que marcaban el ritmo de la vida hace cien años en el campo de Cartagena y Mar Menor, donde giraban sin parar más de 200 molinos. Dos factores que obligaban a vivir más despacio, a moler el trigo para hacer pan, y a trasladarlo en carros tirados por mulas. De aquella vida a la presente, vertiginosa y digital, solo quedan los gigantes blancos como testigos, la mayoría en estado de ruina. La fiesta de San Miguel trae al presente el recuerdo y la necesidad de recuperar el patrimonio histórico. GALERÍA DE FOTOS.

La fiesta de las culturas salió a la calle en la tarde del sábado para vivir el Bando Internacional de la Huerta y el Mar en un desfile multicultural que unió a los jóvenes huertanos con los danzarines de Ucrania y México. Escenas costumbristas, troveros, los cabezudos de Murcia y las bandas de música llenaron las calles de Los Alcázares.

El brillo del Carnaval volvió a atraer a cientos de personas el pasado sábado por la noche a la orilla de Santiago de la Ribera. Más de 20 comparsas locales e invitadas desfilaron con sus mejores galas ante un público que llenó los asientos solidarios instalados en el paseo marítimo.

Las verbenas volverá a amenizar las noches de verano, después de que el pasado año se recuperara con éxito una de las actividades veraniegas tradicionales del municipio. El concejal de Festejos, Pedro López presentó el programa de verbenas populares que incluyen 15 verbenas desde el 3 de julio al 26 de agosto, en Santiago de la Ribera y San Javier.

San Pedro del Pinatarechó una mirada a su origen, el de una población creada en torno a una pinada donde los ganaderos se reunían para comerciar con el ganado y festejar el comercio. El municipio costero celebró ayer, domingo, en el marco de las fiestas patronales, su décimocuarto encuentro de carruajes, que ha partido, en torno a las 11 horas del recinto anexo a la Feria del Ganado y ha recorrido varias calles de la localidad hasta la playa de Villananitos.

No habrá suelta de farolillos en la noche de San Juan en Los Alcázares, como se hizo el año anterior. El Ayuntamiento ha comunicado la suspensión de este ritual festivo debido "a la ola de calor que padece el sureste peninsular y la sequedad ambiental, que desaconsejan llevar a cabo" esta actividad en la que interviene el fuego.

Dicen que el melón hay que abrirlo para descubrir su grado de dulzor. Con los melones de Torre Pacheco ya en los mercados y en las mesas, este producto icono del campo de Cartagena y Mar Menor llegará también a las plazas del municipio pachequero. Del 16 al 18 de junio, las Fiestas del Melón proponen actividades de gastronomía, conciertos, trovos, deportes y un concurso de fotografía.

Torre Pacheco volvió la mirada una vez más a sus antepasados. Las fiestas de trinitarios y berberiscos cumplieron su 23 edición con una recreación histórica de los siglos en que los piratas árabes invadías las costas del Mar Menor para subir hasta los campos pachequeros a esquilmar sus cosechas. Color y ambiente medieval para no olvidar el pasado.

Lo contaba el escritor pachequero Luis Manzanares en su obra 'La mirada atrás': "A comienzos de mayo, las mieses de mi padre eran segadas, llevadas a la era y erguidas en dos hacinas de trigo y de cebada". Las tareas de la siega y la trilla componían un paisaje en los campos de Torre Pacheco muy lejanos ya a los invernaderos automatizados y las cuadrillas de envasadores de lechugas que actualmente pueblan los cultivos. Los dorados de los cereales se han cubierto de verde y del blanco artificial de los plásticos agrícolas. Roldán quiere, por un fin de semana, echar la mirada atrás.

A los piratas no los para ni la mayor inundación de la historia. Los invasores berberiscos volvieron a desembarcar en la orilla de Los Alcázares que, durante cuatro días, recuperó el brillo y el ánimo festivo perdido en las graves riadas del pasado invierno. El desfile más vistoso de los últimos años ofreció la mejor cara de un municipio que ha recuperado en Semana Santa el turismo de sol y playa.

Más artículos...

28,10,0,50,1
600,600,60,0,3000,5000,25,800
90,150,1,50,12,30,50,1,70,12,1,50,1,0,1,2000
Powered By Creative Image Slider
leer más
leer más
leer más
leer más
leer más