Noticiero Mar Menor - Las primeras sanciones de la Ley del Mar Menor preocupan a los ganaderos

          

Las primeras sanciones de la Ley del Mar Menor preocupan a los ganaderos

Comarca Mar Menor
Fuente

Ya han llegado las primeras sanciones a explotaciones ganaderas por incumplir las medidas que establece la Ley regional sobre medidas de protección del Mar Menor. Así lo ha confirmado el portavoz del sindicato COAG en el campo de Cartagena, Vicente Carrión, quien asegura que algunas multas a ganaderos han ascendido a 240.000 euros. 

 

Para informar a los ganaderos sobre las medidas que deben cumplir sus instalaciones, la Consejería de Agua, Agricultura, Ganadería, Pesca y Medio Ambiente, reunió ayer en Torre Pacheco al sector en pleno. La preocupación de los titulares de explotaciones era patente, ya que la afluencia fue masiva. 

Tanto el portavoz del sector como el consejero Antonio Luengo coincidieron en que "las inversiones a realizar son muchas", aunque no se repitió el consenso en cuanto al origen de los fondos. Para Carrión, "necesitaremos fondos europeos", mientras que el consejero recordó que "todo lo obligatorio por ley no es subvencionable". Sin embargo, Luengo destacó la línea de ayudas para la modernización de explotaciones ganaderas, que repartirá 28,6 millones, y contempla medidas a cumplir por la Ley del Mar Menor, como la cobertura de las balsas de purines. 

El consejero Antonio Luengo se dirigió a los ganaderos de la comarca costera en el salón municipal de Torre Pacheco. 

En el campo de Cartagena funcionan 184 granjas porcinas, de las que 164 se encuentran en Fuente Álamo, 8 en Cartagena, cuatro en Alhama, tres en Murcia, dos en Mazarrón, dos en Torre Pacheco y una en San Javier. Por su mayor impacto en el entorno, las instalaciones porcinas son la prioridad de los inspectores, sobre todo las ubicadas en las zonas 1 y 2 de la Ley del Mar Menor, que son las más próximas a la costa. 

De hecho, la ley impide abrir más granjas en la zona 1 y limita las posibles ampliaciones en las ubicadas en la zona 2. La gestión del estiércol y los purines es prioritario para evitar una mayor contaminación del acuífero y, por tanto, del Mar Menor. 

Los ganaderos están obligados a impermeabilizar los almacenamientos de deyecciones y a gestionar el tratamiento de los purines, que pueden hacer a través de empresas especializadas. Están ibligados a comunicar la gestión de los purines al Registro Electrónico de Movimientos de Deyecciones Ganaderas. Debe además evacuar debidamente las aguas pluviales, para que no lleguen a las balsas o a los almacenes de estiércol. 

"Los ganaderos quieren colaborar en la protección del Mar Menor", afirmó Luengo, quien destacó que la Consejería lleva dos años trabajando en la formación de los titulares de explotaciones. 

Publicidad

PRÓXIMOS EVENTOS

28,10,0,50,1
600,600,60,0,3000,5000,25,800
90,150,1,50,12,30,50,1,70,12,1,50,1,0,1,2000
Powered By Creative Image Slider
leer más
leer más
leer más
leer más
leer más