Promociones de soldados con la clásica gorra cuartelera, aún en uso en el Ejército del Aire. Caras de hermandad y de susto, porque la implacable maquinilla del barbero y la voz de mando no terminaban de resonar en la cabeza hasta que acababa el servicio militar obligatorio. La Academia General del Aire fue destino de miles de jóvenes que tuvieron que hacer la mili.

Momento real en la peluquería de la Academia General del Aire de San Javier. El entonces príncipe Juan Carlos pasó dos años en la base de La Ribera para recibir la formación de piloto del Ejército del Aire, y de esa etapa se conseevan infinidad de anécdotas e historias.

'Águilas y garras' es el título del libro que el piloto Ramón Franco Bahamonde (director de la base aérea de Los Alcázares en 1928 y 1929) escribió sobre su vuelo Los Alcázares-Nueva York, las dificultades e incertidumbres de una heroicidad. le acompañaban Julio Ruiz de Alda, Gallarza y el mecánico Madariaga. Despegaron del Mar Menor en la primavera de 1929 y...

Ese entrañable sabor de las antiguas tiendas de San Pedro del Pinatar, donde con frecuencia se convertían en centro de encuentro y tertulia, revive con esta imagen, cedida por el Museo Barón de Benifayó.

28,10,0,50,1
600,600,60,0,3000,5000,25,800
90,150,1,50,12,30,50,1,70,12,1,50,1,0,1,2000
Powered By Creative Image Slider
leer más
leer más
leer más
leer más
leer más