Noticiero Mar Menor - La pesadilla del agua se hizo de nuevo realidad

          

La pesadilla del agua se hizo de nuevo realidad

Los Alcázares
Fuente

Parecía casi imposible que las inundaciones de la Navidad de 2016 se pudieran repetir. Nadie las recordaba de tal calado, pero pocos creían que pudiera reproducirse aquella 'tormenta perfecta' de las ramblas desbordadas y el agua pasando el metro de altura por las calles de Los Alcázares. Y ha pasado de nuevo. Más de 200 vecinos tuvieron que ser evacuados en la madrugada de ayer. 

 

Los servicios de emergencias evacuaron en la madrugada del jueves al viernes a 150 personas de Los Alcázares y a 75 de San Javier. "Pasamos ayer por las casas situadas en las zonas críticas a ofrecerles llevarlos al Centro de Alto Rendimiento de Los Narejos, pero como aún no llovía, las peticiones de traslado se produjeron ya de madrugada", explica el alcalde de Los Alcázares, Mario Cervera. Su familia ha vuelto a pasar la noche en la buhardilla del dúplex donde vive junto al polideportivo. "Otra vez se ha vuelto a perder todo, aunque subimos la televisión y las cosas más importantes", explica el alcalde, que también se vio afectado en las inundaciones de 2016. La zapatería de su familia, en pleno Paseo de la Feria está "como todos los demás comercios del centro, perdido". 

Con todo, lo que más le preocupa es "que baje el agua cuanto antes y poder llegar a todos los rincones de Los Alcázares para comprobar que no hay heridos ni víctimas porque de momento no tenemos constancia pero queremos comprobarlo". Tras toda la madrugada en vela en el Centro de Coordinación de Emergencias, asegura que el momento más duro llegó cuando "vimos todo el municipio inundado, desde una punta a la otra, y pensar que había sitios donde no podíamos acceder porque el agua se llevaba hasta los vehículos de la Unidad Militar de Emergencias". "Hay viviendas a las que hemos tenido que acceder con helicópteros y lanchas", afirma Cervera. 

El agua casi tapaba esta mañana la fachada del restaurante La Tropical, en la zona cero. La familia Méndez, propietaria del establecimiento ya sufrió las riadas en la Navidad de 2016 y tuvo que realizar una uantiosa inversión para renovar maquinaria, mobiliario y decoración. Hoy se enfrentan a una nueva recuperación, al igual que el resto de los comerciantes del centro. 

Durante el rescate de vecinos, se han producido situaciones críticas, como "la evacuación de una madre y su hija, ambas discapacitadas y en silla de ruedas que viven junto al polideportivo. La madre nos pidió que nos lleváramos primero a su hija". Los barrios de Bahía Bella, la Fuentansa y el entorno del Albujón, cuya rambla se desbordó anoche, han vuelto a ser los más afectados por la llegada de agua, al igual que los del entorno del instituto y el polideportivo. La 'zona cero' de las anteriores inundaciones, todo el centro urbano, ha vuelto a vivir la misma pesadilla pero con más virulencia, ya que el caudal que ha bajado de las ramblas interiores ha sido aún mayor. 

El alcalde de Los Alcázares destaca "la enorme tristeza que produce afrontar esta nueva tragedia cuando aún no nos hemos recuperado de la anterior". "Reclamo a los responsables regionales y nacionales menos fotos y más soluciones", afirma Cervera. Las labores de limpieza de imbornales, de canales y alcantarillados no es suficiente. "Necesitamos soluciones que ya no están al alcance del Ayuntamiento, sino de la Comunidad Autónoma y del Estado", explica el regidor. Pide además que "se revisen las medidas que han tomado en los municipios de interior porque algo ha cambiado que nos ha convertido en el sumidero de todas las aguas de la Región". 

La playa de Los Narejos cubierta de agua. Ya no se ve la franja de arena, y el mobiliario urbano se ha desplazado al mar. Foto Spinosa Kite Center. 

También el alcalde de San Javier, José Miguel Luengo, ha mantenido desplegado todo el operativo de emergencias durante los últimos dos días. "Las lluvias han desbordado todas las previsiones desde las cuatro de la madrugada, cuando creíamos que ya iba a cesar la lluvia". Con casi la totalidad de las carreteras cortadas, Luengo pide prudencia a los vecinos y que eviten desplazamientos en coche o a pie. En caso de emergencia, deben llamar al 112. 

De nuevo el barrio de Los Ríos y Los Pescadores han recibido la peor parte, además del entorno del instituto Mar Menor, donde el día anterior el Ayuntamiento incluso dispuso barreras en las calles con enormes sacos de tierra para impedir la llegada del agua a esta zona inundable. 

El agua ha llegado con fuerza por las calles de La Ribera hacia la costa del Mar Menor, donde las playas se han dispersado casi por completo. 

 

28,10,0,50,1
600,600,60,0,3000,5000,25,800
90,150,1,50,12,30,50,1,70,12,1,50,1,0,1,2000
Powered By Creative Image Slider
leer más
leer más
leer más
leer más
leer más